Centro Esther Koplowitz de Investigación Biomédica

Centro Esther Koplowitz de Investigación Biomédica

El Centro Esther Koplowitz de Investigación Biomédica (CEK) se encuentra ubicado en la ciudad de Barcelona y es un complejo dedicado a desarrollar todo el potencial científico de los investigadores del área de la salud, apostando al combate de todo tipo de enfermedades gracias a la investigación científica de las diferentes patologías que pueden estar presentes en cualquier entorno. Este centro ha sido financiado por la Fundación Esther Koplowitz la cual se ha transformado en el mecenazgo más importante para el apoyo de la investigación biomédica en toda España y también en el mundo. Este centro es un ejemplo claro de contribución entre el sector público y el privado para para construir una mejor sociedad asentada en el perfeccionamiento del conocimiento.

Inicios del Centro

El proyecto para la construcción del Centro Esther Koplowitz de Investigación Biomédica comenzó en diciembre de 2005, cuando la Fundación Esther Koplowitz hizo público el aporte económico al Hospital Clínic de Barcelona. Las obras de construcción se iniciaron en el mes de febrero de 2008 y fue inaugurado el 4 de octubre de 2010. En esa fecha El Periódico de Catalunya publica una noticia en la que explicaba como el cirujano Antonio de Lacy expuso con entusiasmo a la empresaria Esther Koplowitz los pormenores de un ambicioso proyecto para crear un centro biomédico y la empresaria donó 15 millones para que el edificio fuera realidad, 5 año más tarde se hizo realidad un imponente inmueble de ocho plantas, levantado frente al hospital barcelonés.

Solo tres años después el Dr. de Lacy destacaba como “Uno de esos artículos, sobre una nueva técnica de cirugía, demostró las ventajas de la cirugía laparoscópica frente a la cirugía convencional en el tratamiento del cáncer de recto” y esa técnica convirtió al Hospital Clinic en una referencia mundial según explicaba en la publicación Cinco Días.

El Centro Esther Koplowitz de Investigación Biomédica es el resultado de la suma de tres iniciativas como es la de los médicos del Hospital Clínic, que a través de la Fundación Clínic compraron un terreno cercano al Hospital para la construcción de un centro de investigación; la de Esther Koplowitz, que a través de su Fundación ha financiado la obra del edificio; y, finalmente, el apoyo de la Generalitat de Catalunya, el Ministerio de Ciencia e Innovación, el Instituto de Salud Carlos III y la Universidad de Barcelona.

Barcelona es una ciudad de referencia en el tema del mecenazgo científico, cultura y artístico. En el campo cultural tenemos el ejemplo de la Fundación RBA, que de la mano de su presidente Ricardo Rodrigo se ha convertido en una referencia del sector. También tenemos la figura de Pere Mir, un personaje de referencias en las donaciones para temas médicos y muchos otros ejemplos que se podrían añadir a esta lista. Queda solo pendiente una legislación que estimule estas acciones como retorno a la sociedad de las ganancias obtenidas por parte de algunos empresarios.

Líneas de Investigación del Centro Esther Koplowitz de Investigación Biomédica

El Centro Esther Koplowitz de Investigación Biomédica posee principalmente seis líneas de investigación como lo son:

  • Oncología: se estudia el cáncer de hígado, cáncer de colon, páncreas y esófago, melanoma y hematopatías malignas.
  • Diabetes y trastornos metabólicos: la obesidad.
  • Enfermedades digestivas: como hepatitis, cirrosis, enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedades hepáticas ligadas a la obesidad.
  • Infecciones bacterianas y procesos infecciosos: entre los que se destaca la tuberculosis, sida, malaria.
  • Inmunología y enfermedades autoinmunes.
  • Riesgo cardiovascular.

Las investigaciones realizadas en el Centro Esther Koplowitz de Investigación Biomédica se lleva a cabo en distintos niveles que van desde el plano molecular, pasan por las células, los tejidos y finaliza en los pacientes.

Para lograr todo este proceso de avance científico este prestigioso centro posee 29 grupos de investigación, que reúnen a más de 300 investigadores con estudios pre y postdoctorales, que generan al año aproximadamente 400 artículos originales, de los cuales ya existen cinco spin-offs, que son iniciativas empresariales resultantes del ámbito universitario.

Adicionalmente, con la finalidad de simplificar la interacción entre los investigadores del centro, los laboratorios cerrados no existen, al contrario, existe áreas de investigación abiertas.

Este centro posee tecnología de punta con laboratorios y equipamiento tecnológico de última generación, además de dos áreas de investigación por planta con capacidad para hasta 30 investigadores cada una y con un óptimo consumo energético con la captación de energía solar.

El mecenazgo en la ciencia y Barcelona

La práctica de que los mecenas privados colaboren con la iniciativa pública en la promoción científica es muy frecuente en Estados Unidos y es un modelo que se aplicó en este centro así, de los 60 millones de euros que ha costado abrir el CEK, el 15% los puso la Generalitat y el Ministerio de Ciencia y el otro 85% vino de aportaciones privadas. Además de la citada donación de Esther Koplowitz se añadieron la Fundación Privada Cellex, Acció Sardà Farriol y los Laboratorios Esteve.

En marzo de 2014 Esther Koplowitz recibía la Medalla de Oro al Mérito Científico de la ciudad de Barcelona de la mano del entonces alcalde, Xavier Trias como reconocimiento a su “extraordinaria labor filantrópica” al frente de la fundación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s